Reglas del Black Jack

reglas black jack

El blackjack es uno de los juegos de cartas más populares en los casinos. También llamado 21, en este artículo te explicaremos todo acerca de las reglas del blackjack.

La historia nos dice que el precursor del blackjack era un juego conocido como la veintiuna. Las primeras referencias se encuentran en la literatura española del siglo XVII.

Llegaría a Estados Unidos a principios del siglo XIX gracias a los franceses, quienes lo popularizarían. Para mediados de dicho siglo, el juego ya formaba parte de algunos casinos del oeste. Finalmente, en el siglo XX el juego tomaría su forma actual.

  • El juego del blackjack se realiza con una baraja inglesa de 52 cartas (en los casinos se suele utilizar cuatro barajas).

  • En el blackjack participan desde 2 hasta 7 jugadores, según la capacidad de la mesa. Cada uno de estos tiene un casillero marcado en el que colocarán sus apuestas antes de recibir sus dos cartas iniciales.

  • El blackjack es un juego en el que los participantes no compiten entre sí, sino contra el crupier, pues buscan conseguir una mejor jugada que la suya.

  • De este modo, el objetivo del blackjack es ganarle al crupier. Para ello, se debe sumar un valor lo más cercano o idéntico a 21. Si se supera dicho número, el jugador pierde el juego.

  • Cada carta tiene su valor establecido. Así, las cartas del 2 al 10 valen lo que indican ellas mismas. Las cartas 11, 12 y 13 valen 10. El As puede valer 1 u 11, dependiendo de la conveniencia del jugador.

  • La jugada máxima del juego es el blackjack, que se consigue solo cuando las dos cartas iniciales del jugador suman 21. Es decir, cuando se le entregan un As y una carta que vale 10.

  • Si se suma 21 con más de 2 cartas, no se considera blackjack, simplemente es una mano con puntuación 21.

Las reglas para el blackjack aplican tanto para el crupier como para los jugadores. En esta sección, las ordenamos de acuerdo al desarrollo del juego.

Reglas
  • Al iniciar, los jugadores realizan la apuesta que crean conveniente. Luego de que esto quede establecido, el crupier indicará “no va más”, con lo que la ronda de apuestas quedará cerrada e iniciará el juego.

  • Luego de ello, el crupier repartirá las cartas de la siguiente manera. Primero, entregará una carta descubierta (boca arriba) a cada jugador, empezando por el de su izquierda, y se entregará una carta a sí mismo, la cual también debe quedar descubierta.

  • Luego, solo entregará una carta, también descubierta, a cada uno de los jugadores. De modo que cada jugador poseerá dos cartas descubiertas.

  • El juego lo iniciar el jugador que se encuentra a la izquierda del crupier. En su turno, cada uno de los participantes tiene diversas opciones.

  • Puede pedir las cartas que desee siempre que no supere los 21. Si esto sucede, el crupier le retira las cartas y el jugador pierde la apuesta.

  • Puede plantarse, es decir, no solicitar más cartas y cerrar su jugada. Esto es obligatorio si las dos cartas iniciales indican 21 (blackjack) o especialmente conveniente si consigue un número muy cercano a 21.

  • Puede doblar su apuesta si así lo desea, duplicando el valor de su apuesta inicial. Esta jugada solo se realiza en el primer turno y luego de recibir las dos cartas iniciales. Cuando el jugador hace esto, el crupier le entregará únicamente una carta adicional. Aunque se puede doblar la apuesta con cualquier puntuación, en algunas variantes solo se permite si las cartas iniciales suman 9, 10 u 11.

  • Si el jugador recibe dos cartas iniciales con el mismo valor (no necesariamente con el mismo número), puede separar la mano en dos manos independientes. Al hacerlo, el jugador debe añadir una apuesta para la nueva mano.

  • El crupier le entregará una segunda carta y, desde ahí, el jugador puede optar por pedir más cartas de forma independiente para cada mano o plantarse. Siempre debe cerrar o plantar primero una mano para poder continuar con la siguiente.

  • Si el jugador recibe dos ases y decide separarlos en dos manos, también debe agregar una apuesta nueva. Sin embargo, en este caso el crupier solo repartirá una carta adicional para cada mano sin derecho de parte del jugador de solicitar más cartas.

  • Una vez que todos los jugadores terminan sus jugadas, es el turno del crupier. Tal y como se indica en la mesa, este está obligado a pedir cartas mientras no supere o iguale los 16 puntos. Sin embargo, si llega a 17 puntos o los supera, el crupier está obligado a plantarse.

  • Cuando el crupier termina de jugar su mano, se realiza la sumatoria final y contabiliza los puntos. Paga las apuestas ganadoras y retiene las apuestas perdedoras. Siempre debe iniciar por el jugador de la derecha.

  • Las jugadas ganadas diferentes a blackjack se pagan en relación de 1 a 1. Si un jugador gana por blackjack, se le paga en relación de 2 a 1.

  • Si la carta del crupier es un As, este ofrecerá a los jugadores la posibilidad de apostar a que conseguirá blackjack. A esta apuesta se la denomina seguro. Los jugadores que acepten harán una apuesta equivalente a la mitad de la primera que realizaron.

  • En el caso de que, culminado el juego, el crupier saque una carta con la que obtenga blackjack, debe pagar a los jugadores que realizaron la apuesta de seguro en relación de 2 a 1.

  • Si el crupier no consigue blackjack, quienes hayan apostado por el seguro pierden dicha apuesta y continúan con las apuestas iniciales.

El blackjack es un juego fascinante, muy popular en los casinos y excelente si te estás iniciando en el mundo del casino y las cartas. Te recomendamos que practiques con versiones que encontrarás en internet y luego enfrentes a tus amigos. Estamos seguros de que, con estas reglas, serás el ganador de todos tus juegos de blackjack.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta página utiliza Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que los aceptas :) Más info