Reglas de la Brisca

reglas de la brisca

La baraja española nos permite jugar a la brisca. Y este artículo te enseñará todas las reglas que necesitas saber para ser todo un experto en este juego. Continúa leyendo para que aprendas las reglas de la brisca.

Para la brisca, se puede jugar de a 2, de a 4 (dos parejas enfrentadas) o de a 6 (dos equipos con tres jugadores enfrentados). Sin embargo, la forma más común es aquella en la que participan 4 jugadores.

En el caso de jugar de a 2 o de a 4, se utiliza una baraja de 40 cartas (omitiendo los 8 y los 9). En cambio, si participan 6 jugadores, utilizamos 48 cartas.

El objetivo de la brisca es que cada jugador debe obtener el mayor número de puntos posibles, de acuerdo al siguiente sistema:

  • As (uno): 11 puntos
  • Tres: 10 puntos
  • Rey (doce): 4 puntos
  • Caballo (once): 3 puntos
  • Sota (diez): 2 puntos

Las demás cartas tienen un puntaje igual a cero. Esto quiere decir que no son consideradas en la ponderación final y, por lo tanto, no resultan relevantes al momento de la sumatoria. Sin embargo, sí son útiles durante el juego, porque permiten ejecutar una mejor estrategia de acuerdo a la pareja o al jugador.

Al iniciar el juego, a cada jugador se le entregan 3 cartas. Si se juega en parejas, existe la posibilidad de intercambiar cartas para saber cuáles tiene tu compañero.

Si un jugador observa que las cartas que le han sido entregadas no tienen puntos, puede solicitar virar la carta de 50.

Antes de empezar, un jugador barajará el mazo y será el elegido para realizar la repartición. Pedirá a un compañero que corte el mazo y, a continuación, entregará a cada uno de los jugadores tres cartas, empezando por el de su derecha y siguiendo en sentido antihorario.

Luego de repartir las cartas, el mazo restante se coloca boca abajo en el centro de la mesa. Se toma la carta que queda por encima y se la coloca boca arriba. El palo que indique esta carta es considerado triunfo. Todas las cartas de este palo ganan a las demás, aunque estas sean de un valor mucho más alto.

Si un jugador no tiene, en su mano, el palo que coincida con el del triunfo, podrá usar otro palo. Sin embargo, solo ganará si el número indicado por esa carta es mayor al de otra carta que no coincida con el palo del triunfo.

También debes prestar atención a las reglas de este juego. Aquí te enumeramos todas ellas:

Reglas
  • Para iniciar el juego, empieza el jugador a la derecha de aquel que realizó la repartición. Aquel debe colocar una carta de su mano boca arriba. Los demás lo harán de forma sucesiva. El último en mostrar su carta será el que repartió.

  • El ganador de la mano será aquel que eche la carta más alta, por lo que se llevará las de los demás. Para ello, se siguen las siguientes reglas:
    • Si todas las cartas lanzadas son del mismo palo, gana aquella con el número más alto.
    • Si se echan cartas de diferente palo al del triunfo, gana la carta más alta del palo que haya marcado la primera carta en ser lanzada.
    • Si alguno de los jugadores lanzó un triunfo, gana aquel que haya echado el triunfo más alto, sin considerar las otras cartas de otros palos.

  • Luego de esto, el jugador que haya ganado toma las cartas que los demás lanzaron y las coloca boca abajo en frente de sí. Posteriormente, cada jugador toma una carta del mazo inicial que quedó boca abajo, comenzando aquel que haya ganado el anterior juego y siguiendo en sentido antihorario.

  • El ganador empezará una nueva mano, lanzando él primero la carta respectiva. De este modo, se jugará hasta que se acaben las cartas del mazo.

  • Una vez que no queden más cartas para repartir (el palo del triunfo también entra en juego), los jugadores usarán las cartas que les quedan hasta culminar el juego.

  • Cuando la partida acaba y si existe una pareja o jugador que tenga los tres triunfos más altos, lo anuncia y ganan automáticamente.

  • Al finalizar el juego, se realiza la ponderación. Cada equipo contará los puntos que haya ganado. Debemos recordar que se suma la puntuación, no el valor escrito en las cartas. El equipo o jugador que sume más puntos será el ganador.

Se puede realizar un intercambio respecto de la carta descubierta. Si esta es una carta con puntuación (As, tres, rey, caballo, sota), puede ser cambiada por el siete del mismo palo por cualquier jugador en cualquier momento de la partida, siempre que haya ganado por lo menos una mano.

Si la carta descubierta indica un número sin valor (cuatro, cinco, seis o siete), el cambio lo realizaría el jugador que tuviera en su poder un dos del mismo palo.

Con estas indicaciones podrás iniciar tus aventuras en el mundo de la brisca. Te recomendamos que practiques y mejores tu estrategia para ser el ganador cada vez que te encuentres con tus amistades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Esta página utiliza Cookies. Si sigues navegando, damos por hecho que los aceptas :) Más info